Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina

Jueves, 05 de Julio de 2012
Cristina Fernández pidió “terminar con la campaña de subestimar lo argentino”

La presidenta Cristina Fernández participó del acto por el 83º aniversario de la Superusina "Puerto Nuevo", a partir de hoy bautizada "Oscar Smith". Durante el acto se anunció el resultado de la licitación de la central Vuelta de Obligado, provincia de Santa Fe y mantuvo una videoconferencia con Santa Rosa, La Pampa. La Jefa de Estado destacó el crecimiento del sistema energético argentino y sostuvo que gobernar es "solucionar problemas y no generarlos, y crear oportunidades".

Durante el acto, la presidenta Cristina Fernández hizo un sentido homenaje a la figura de Oscar Smith, secretario general de Luz y Fuerza, y desaparecido durante la última dictadura militar. Recordó que por aquellos años se practicaban “sabotajes a la dictadura más genocida de la que se tenga memoria”, algo que, afirmó, es “muy distinto” que hacerle sabotajes a un gobierno democrático.

Recordó que el gobierno de facto había “despedido a 1400 trabajadores de SEGBA. El compañero Smith había negociado y había logrado la reincorporación”, pero rememoró que “a los pocos días desapareció y nuca volvió a aparecer”. “Es un orgullo haber impuesto el nombre de Oscar Smith a esta central, bien merecido se lo tiene”, enfatizó la Presidenta.

Obras energéticas

Respecto a la licitación de la central Vuelta de Obligado de 800 MW de Potencia a construirse en la localidad de Tambúes, provincia de Santa Fe, la Jefa de Estado sostuvo que “es la primera vez que una pequeña y mediana empresa argentina participa en la construcción de una central eléctrica”. “Me siento parte de un proyecto que ha hecho mucho eje sobre el empresariado nacional, mucho eje sobre el trabajo”, enfatizó la Presidenta.

La mandataria rememoró que “cuando Néstor Kirchner asumió en 2003, el norte argentino estaba desconectado del sistema eléctrico, igual que la Patagonia; Cuyo desconectado también; Yacyretá y Atucha paralizadas; sólo el 50% de la población tenía gas por redes”.

Puntualizó que desde 2003, las líneas de alta tensión aumentaron 47%; la potencia instalada creció un 46%; y hubo un aumento del 23% en el gas de red. Explicó que todos estos datos se dan con “record de demanda”, en el marco de “un país que creció a un promedio de casi el 8%”. “Hemos crecido, hemos generado esta instalación, con un país que ha generado más de 5 millones de puestos de trabajo”, aseguró Cristina Fernández.

Y remarcó que “esto se llama inclusión social: el mayor incremento de la demanda ha sido en la casa de los argentinos”.

La Presidenta explicó que la nueva central a construirse en Santa Fe “va a agregar 800 mw al sistema”. “Cuando se termine la construcción, el Estado queda con el 70% de propiedad de la obra”, sostuvo.

“Estamos haciendo algo de justicia con los que ya no están. Porque mucha de la gente que ya no está, soñaba con un país más justo, más equitativo, como el que estamos construyendo”, afirmó.

Crisis internacional

La Presidenta comentó por otra parte que leyó en los medios que los que hacían la tasa Libor, la tasa de referencia internacional, “la truchaban”. Recordó que “parte de la deuda externa argentina, 16 mil millones de dólares, el 9%, se ajusta con la tasa Libor”. Explicó que la tasa Libor se ajusta en una reunión de 13 bancos en Londres.

Sostuvo que estas son “cosas que todos los días aprendemos, sobre todo de los que nos querían contar que ese era el mundo perfecto, que todo era transparente”. “Hoy están renunciados los presidentes de un importantísimo banco, que intervino en la renegociación de nuestra deuda”, comentó. Y agregó que “el comité central eléctrico de EEUU está investigando a JP Morgan, porque habría interferido en sobrecostos en el sector eléctrico, en el estado de California”.

Cristina Fernández indicó que estos datos sirven “para ver cómo se comportan aquellos que nos dicen como debe ser el modelo, para entender que el modelo somos nosotros”. “Hay una parte de la sociedad que no está informada de estas cosas, por eso es tan importante la democratización” de la información, enfatizó.

La Jefa de Estado subrayó que “hay que entender como son las cosas en el mundo, para terminar con esta campaña de subestimar lo argentino, de decir que todo está mal, que lo nuestro es lo malo y lo bueno está afuera“.

Indicó que algunos consultores económicos que hablan por los medios de comunicación "anunciando lo que nunca ha sucedido, y sin embargo se les 'chispoteó' lo que pasó en diciembre de 2001. Consideró que “son papagayos, han sido papagayos toda la vida, sabemos quienes les pagan, a quienes sirven”. Pero dijo sentirse preocupada por “la gente que de muy buena fe, los escucha y les cree y toma decisiones equivocadas para la economía argentina”.

Por último, la Presidenta aseveró que “vamos a seguir trabajando con todos los problemas, para eso estamos acá y no para quejarnos”. “De eso se trata gobernar: solucionar problemas y no generarlos, y para crear oportunidades”, enfatizó.